10 lugares para visitar en ROMA con AMOR

10 lugares para visitar en ROMA con AMOR

No sé si lo había comentado antes pero me encanta jugar con las palabras y las letras. Una de mis aficiones cuando viajo en coche o en moto, por ejemplo, es fijarme en las matrículas de otros vehículos y hacer palabras con las letras… sí, quizás muy “friki”, pero yo me lo paso bien aunque nadie comparta mi afición.

Pues un viernes llegué a mi casa y me encontré encima de la cama una nota. Ponía: “viaje de ida y vuelta a AMOR”… mi rapidez mental fue completa. Inmediatamente entendí que nos íbamos de fin de semana a ROMA. Mi chico y yo…. ¡la cosa pintaba romántica no, lo siguiente!

No había estado nunca y antes de empezar a contaros los diez lugares para visitar en Roma haré un gran “spoiler”: se ha convertido en una de las ciudades más bonitas del mundo (al menos para mí).

1. La Fontana di Trevi

Podríamos decir que es la gran fuente del arte barroco y que no hay nada como disfrutar de un paseo por las tres calles (tre vie) que desembocan y dan nombre a la fuente más conocida de la ciudad… y parte del mundo. Pero si hay algo incomparable es hacer ese paseo de la mano de tu chico, de noche y disfrutando de un maravilloso helado. El único “pero”, para que no te creas que todo en Roma es perfecto, romántico y estupendo es que no pude emular el baile entre Marcello Mastroianni y Anita Ekberg en la película La Dolce Vita de Federico Fellini.

2. Coliseo Romano

Mi novio es muy maravilloso pero lo que pasa es que la UNESCO aún no se ha dado cuenta. El año 2007 declaró al Coliseo Romano como una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno y mi chico nada, esperando… con lo moderno que es él. Y es que algo debe tener el anfiteatro que ya en 1980 la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad. Nada como pasearse en él para transportarte, durante un rato, a la época del imperio romano y las luchas de gladiadores.

Si tu fin de semana en Roma pretendes que sea supercultural y te apasionan los monumentos y los museos, hazte con una tarjeta turística, te saldrá muchísimo más a cuenta. Existen varias opciones, pero aquí te dejo los precios de la que yo me compré para que le eches un vistazo y termines de convencerte.

3. Ciudad del Vaticano

Aunque cueste un poquito de entender, la Ciudad del Vaticano también es un estado y, a la vez, el país más pequeño del mundo. Sí, y está en Roma. Es como si en medio de la ciudad, unas fronteras separasen Roma del centro principal del catolicismo, es el lugar donde se aloja el Papa y donde se encuentra -como núcleo central- la Santa Sede (sería como la sede principal de la Iglesia Católica).

Dentro de la ciudad del Vaticano es donde podremos encontrar esos sitios de los que tanto y tantas veces hemos oído hablar. Desde los Museos Vaticanos a la Capilla Sixtina, una de las partes del palacio en el que vive el Papa y cuya cúpula es una de las obras de Miguel Ángel. También es desde donde se realiza el cónclave, es decir, el lugar desde el que los altos cargos de la iglesia deciden si la “fumata” tiene que ser blanca o negra y, por lo tanto, si hay o no nuevo Papa.

4. Boca de la Verdad

Si vosotros, como Carla o Valery, también sois de los que hacéis fotos a todo (incluso a los cafés que os tomáis) y luego las subís a Instagram, ésta no os la podéis perder.
Es la Boca de la Verdad. Como cuenta la leyenda si metes tu mano dentro de la boca y cuentas una mentira, ésta de morderá… ¿te atreves o es que tienes algo que ocultar? Yo lo probé con mi pareja y, si hago caso de la Boca de la Verdad, el amor que siente por mí es infinito y eterno 😉

5. Plaza Navona

Quizás no vuelvas a casa sabiendo cómo hacer masa para pizza pero si de algo estoy segura es que no puedes perderte la Plaza Navona, una de las plazas de Roma con más magia. Llena de restaurantes con encanto -en los que probar la auténtica pizza italiana- y artistas callejeros que le dan “ese toque” que hace que nos sintamos protagonistas de una película romántica.
Y ya para terminar nos tomamos un gelatto italiano. Hazme caso, tómate uno en Gelatto per Passione y disfruta.

6. Trastevere

Si eres un foodie empedernido, un gourmet, si entiendes de maridajes y de denominaciones de origen, tu rincón favorito de Roma será el Trastevere. Un barrio tranquilo y de vida bohemia. Piérdete en él y déjate seducir por la auténtica gastronomía… la del buen aceite y la excelencia en el vino italiano; el embutido de calidad y el queso parmigiano.

¡Ah! Y, a media tarde, un ristretto para salir de compras por todas las tiendas vintage que se esconden en las calles más concurridas del Trastevere.

7. Villa Borghese

Es el Hyde Park o el Central Park de Roma. La perfecta combinación entre arte romano y naturaleza que hacen de este parque urbano una cita ineludible para tomarnos un respiro durante nuestra visita a Roma. Si es que vacaciones es sinónimo de relax… ¡no te vayas a estresar!

8. Plaza España

Es normal que en todas las ciudades de España exista una plaza España ¿no? Pues en Roma también existe. Así nos sentimos como en casa. Ellos la llaman Piazza di Spagna y mientras hagas turismo en Roma te darás cuenta que has llegado al encontrarte una de las escalinatas más bonitas que jamás hayas visto. Los transeúntes se sientan en ella a descansar. Yo hice lo mismo después de una sesión de compras (sin comprar) a lo largo de la Via di Condotti, una de las calles más famosas para ir de compras.

9. Catacumbas

Sí, es uno de los lugares para visitar en Roma. Aunque parezca mentira, no todo el arte romano ni el pasado de la ciudad se encuentra sobre tierra. Hay una parte escondida, los túneles subterráneos. Tan solo tienes que decidir a qué hora quieres ir y disfrutar del arte bajo tierra, de las catatumbas romanas. ¡Consulta aquí cómo llegar y no te las pierdas!

10. Foro Romano

Hay dos visitas obligadas a Roma: una es al Coliseo y la otra el Foro. El punto neurálgico de la ciudad, donde se llevaba a cabo la vida cotidiana y religiosa. Durante mucho tiempo esta zona quedó abandonada pero ahora, tras una exhaustiva recuperación y restauración de la zona, podemos conocer y acercarnos más a esa épica mientras visitamos la Vía Sacra, el Arco de Tito, La Curía

Y con estos diez lugares para visitar en Roma, me despido de uno de los viajes con encanto que más me ha gustado. Claro que la compañía era la perfecta pero si una cosa me llevo es que ahora, por fin, entiendo el juego de palabras. Y es que ROMA sin AMOR no debe ser lo mismo. Debe ser algo así como para Carla Milán sin tarjeta de crédito (ver: disfruta Milán con estos 10 consejos)… ¿no?

DÉJAME TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar