Qué hacer en París con tu pareja, una romántica experiencia

Qué hacer en París con tu pareja, una romántica experiencia

Cuando, después de 4 años con mi pareja, le revelé a él que yo nunca había estado en París, casi le da un desmayo al escuchar esto. Él es artista, poeta y soñador. Ha estado tantas veces en Paría que puede recitar desde las líneas de metro, las paradas de autobuses hasta los nombres de los barrios y restaurantes. Además, cómo no, sabe muy qué hacer en París para divertirse, los locales de moda y hasta dónde comprar la mejor baguette de la conocida ciudad del amor.

Así que… ¿podéis adivinar qué me regalo en mi cumple? Pues sí, lo que todos ya pensáis: un finde en París… ¡SORPRESA!

Me encanta cuando alguien me regala un viaje y para prepararlos me gusta mucho leer guías y foros online sobre la ciudad en cuestión. Creo que es muy útil leer las experiencias de otras personas para coger ideas y, también, te ayudan a solucionar muchas de tus dudas. Para aportar mi granito de arena y poder también ayudaros a vosotros, aquí os dejo alguna de las experiencias que viví en mi fin de semana alternativo y romántico en París con mi pareja.

París en pareja, spread the love!

Visitar París en pareja es romántico, y aunque odiéis las ñoñerías, seguro que esta ciudad os dejará recuerdos inolvidables. Ninguna ciudad es tan romántica cómo París, hay que darle la razón a todos los románticos que visitan la capital francesa y que así lo afirman. Una escapada a París regala momentos verdaderamente mágicos.

La primera parada de nuestra visita fue a la catedral de Notre Dame, una de las iglesias más románticas y tristes del mundo. ¿Hay algo más romántico y triste a la vez que la historia de amor cómo la del Jorobado de Notre Dame? Para mí no e imaginar a Esmeralda, Quasimodo y Febo dentro de Notre Dame que luchan, se enamoran y lloran, me pone un poco sentimental… vale… si… ¡muy sentimental!

La segunda parada de vuestra escapada romántica tiene que ser en Montmartre. Sus bohemias y características calles rodeadas de artistas me gustaron tanto que me llegué hasta a plantear comprar un caballete para empezar a pintar. Lamentablemente este propósito se acabó tan pronto como volví a casa… ¡qué lástima no ser la Picasso del futuro!

Y ya que nos hemos puesto románticos no podéis perderos el Museo de La Vida Romántica, en 16 Rue Chaptal cerca de Montmartre, museo que testimonia la época histórica del Romanticismo.

Gracias a mi novio-guía personal, en dos días nos recorrimos media ciudad. Caminamos a lo largo del río Sena, comimos un delicioso crêpe e hicimos miles de selfie-pareja. Y si para vosotros todo este amor no es suficiente, sólo tenéis que esperar a la hora de la cena.

Dónde comer en París con y sin velas

Dónde comer en París no es un problema, ya lo sabéis. Yo quería sentarme en cada pastelería y también quería probar la famosa fondue francesa en algún resturante pijo de París, pero él quería un restaurante “diferente” -y más barato-, así que al final nos sentamos en Le Refuge des Fondus

Le Refuge des Fondus es un restaurante en Montmartre en 17 Rue des Trois Frères, que os recomiendo para una noche única. Es un local muy característico, con las paredes adornadas con frases escritas con bolis, billetes extranjeros y dedicatorias en miles de idiomas. Hace tanto calor (procedente de la fondue) que parece Ibiza en pleno agosto, pero según mi novio es donde probaréis la mejor fondue de París y dónde podréis encontrar un buen vino francés a precios económicos. Además tiene dos peculiaridades para llenar tu instagram de likes: la primera es que el vino lo sirven en un biberón y la segunda es que para sentarse hay que pasar por encima de las mesas… ¿os imagináis qué gracioso va a quedar un boomerang saltando por encima de la mesa con un biberón lleno de vino debajo del brazo?

Qué hacer en París: pasear por la noche

Para eliminar las calorías de la fondue, de los crêpes, del helado, de los dulces y de las baguettes, paseamos por las calles de la capital francesa mientras la luz del sol caía. Pasear sin pensar en nada, cogidos de la mano y a la luz de la luna es la cosa más romántica que podéis hacer en París.

Ahora, ya de vuelta en casa, recuerdo con cariño todas las experiencias que viví en esa bonita ciudad. Espero que os haya ayudado de algo para vuestro próximo viaje… yo ya tengo ganas de volver a viajar pero me consolaré leyendo la divertida aventura que pasó Itziar en Gran Canaria, ahora que llega el invierno estoy pensando en las Islas Canarias para mi próximo destino, ¿qué opinas?

SOBRE MI

DÉJAME TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar